Lagos, Sagres y cabo de San Vicente por De Euskadiz al mundo (Algarve 4)

playa-do-camiloSeguimos nuestra ruta por el Algarve, y nuestra primera parada es la playa de Do Camilo. No os podéis hacer una idea el fresquiviri que hacía ese día, y las pocas ganas que tenía de bajar a la playa porque soy un poco friolera… Pero finalmente, dándole una oportunidad a las cosas, se pueden descubrir… ¡auténticas maravillas como es este descubrimiento! El acceso es super fácil. Son escaleras muy nuevitas y super cómodas, y hay que hacer paradas obligatorias para hacerse fotos, porque el colore del agua visto desde arriba es espectacular.
La verdad es que fuimos mas bien temprano, pero ¿sabeis qué? Los horarios son completamente diferentes en Portugal que en España, y lo que allí es una hora razonable para ir a la playa, a mí me parece super temprano… ¡Las nueve de la mañana! A pesar de que bajé refunfuñando, debo reconocer y reconozco, que nos vino bien madrugar porque así pudimos grabar tranquilamente, y porque pudimos elegir donde queríamos poner nuestras toallas. Había como una especie de tunel en la roca que te llevaba a otra calita también muy bonita, pero sinceramente no es tan bonita o espectacular como la primera que hay nada mas bajar la escalera. Aún así estuvimos en las dos, que para eso habíamos madrugado…
La playa famosa, es la playa de Dona Ana, que si que es bonita, pero es para un turismo mas familiar, para gente que se hospeda en hoteles, que le gusta que haya gente en la playa… Aún así, la playa es bastante bonita, pero no es nuestro estilo.
Lo que si que no os podeis perder en esta zona, es un caminito por arriba de los acantilados que se llama Punta Piedade, para ver el atardecer. También vimos que se organizaban excursiones en barco, pero nosotros ya habíamos hecho una excursión parecida en el Algarve, así que nos quedamos paseando por arriba, y la verdad es que nos encantó. Os dejo aquí el video, para que veais que pedazo de playas tiene Portugal:

Y después de ver estas maravillosas playas, lo que hicimos fue es ir a Sagres. Es increible ver el sitio donde está ubicado en el mundo. Estuvimos en la fortaleza, y tuvimos la suerte de tener una guía muy simpática. La verdad es que hablaba portugues, y yo había veces que creía que la entendía y otras veces que no me enteraba de nada, pero Rober si que se enteraba, debe ser por eso que él habla muchos idiomas… jaja yo no hablo ni bien castellano. El caso es que Sagres era un sitio por el que había que pasar si o si ya fueras a Afríca, Europa o América, así que de ahí su importancia. Vimos la rosa de los vientos que se utilizaba en la famosa escuela de navegación (se supone) pero nuestra simpática guía nos dijo que puede ser que se utilizara pasa salar pescado. Cosas de la historia…
¡Y que playas tiene Sagres! La playa de Mareta, que es la playa urbana de Sagres, ¡es un playón! Aguas cristalinas, arena blanca… Eso sí con el agua fría como el hielo. Y si lo que buscas en Sagres es surf, lo que tienes que hacer es ir a la playa Do Tonel. No hay duda, veréis muchiiiisimas tablas de surf. Pero si o si lo que no os podeís perder es lo que dicen que es el fin del mundo, que es el cabo de San Vicente. ¡Me encantan los faros y este además es especialemente bonito! Lo que no estaría mal es que vierais la previsión del tiempo… Porque si veis nuestro video os daréis cuenta que allí ni vimos el aterdecer, hacía frío, viento…
mal-tiempo-final-del-mundo
¡Y era verano! Pero será perfecto porque eso significará que tendremos que volver el año que viene, ¡yuhuuuuuu!

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *