Cómo ver Toledo en una hora

Campana gordaToledo es de las ciudades mas completas que conozco. Está claro que le falta playa, pero desde luego es una ciudad que culturalmente sobresale sobre las demás. Es la segunda ciudad del mundo con mayor concentración de monumentos después de la ciudad de Roma, la verdad es que nunca lo hubiera pensado. Pero la verdad es que todo está muy bien organizado. Para empezar, se puede aparcar gratis en el Parking Safont. Es una parking muy grande que además está muy bien comunicado, porque está cerca de las escaleras mecánicas que van al centro histórico de la ciudad. Por cierto, no me puedo imaginar como sería antes visitar la ciudad sin escaleras mecánicas.

Para poder hacerse una idea de la ciudad, lo mejor es ir a la zona donde paran todos los autobuses, y desde allí se ve el río Tajo y una visión panorámica de la ciudad. Eso está bien para darte cuenta que parece un pueblecito, que tiene una muralla que rodea toda la ciudad, y que tiene muchiiiiisimas iglesias. Aunque personalmente, creo que las vistas mas bonitas de la ciudad se ven desde la iglesia de los Jesuitas. Desde fuera, parece una iglesia normalita, pero no os podéis imaginar lo bonita que es. Lo que mas llama la atención es que está encalada, es blanca, reluciente.  Me recuerda mucho a los llamados «pueblos blancos» de la sierra de Cádiz. El caso, es que se puede subir a la torre, y es una maravilla las vistas que se tienen desde allí. Desde luego se ve toda la ciudad, y te sientes un privilegiado. Si queréis ver las vistas, y en definitiva, todo ésto que os cuento, os dejo aquí el video de la semana, que por cierto me encantaría que lo compartiérais:

Pero bueno, vamos a lo importante. La catedral de Toledo, es la primada. Es decir, la catedral mas importante de España. A mí me recuerda mucho a la catedral de Sevilla. Es increiblemente inmensa, dorada, de techos altísimos… Te hace sentir pequeñito. La visita a la torre para ver la campana gorda es de pago, pero la verdad es que es curiosa, porque a mí que me encanta cotillear, puedes fisgonear por los pasillos donde antiguamente (no hace tantos años) vivian los curas, que es algo que a mí me da una curiosidad tremenda, no sé si habrá sido porque he estudiado en un colegio de curas y me recuerda a mi infancia.  Por cierto, he dado por hecho que sabíais lo que es la campana gorda. Es una de las campanas más grandes del mundo. De ahí la foto que he puesto arriba del todo, donde ambos hacemos el tonto como si fuéramos campanas gordas. Es muy curiosa su historia, porque solo sonó una vez, y aquella vez que sonó se hizo la raja enorme que hoy podemos visitar. Dicen que el ruido fue muy grande, y que se escuchó a kilómetros. A lo largo de los años, ya se ha ido incorporando un poco de fantasía (creo yo) y se dice que las embarazadas se pusieron de parto (que también puede ser verdad). Lo cierto, es que menos mal, que se rajó, porque no me quiero imaginar, lo que tendrían que sufrir los vecinos de Toledo si tuvieran que escuchar sonar las campanadas de esta campana gorda. En el mismo campanario, hay otras campanas, que también son bastante grandes, pero son hermanitas pequeñas comparadas con esta. Para que veáis que no exagero, os dejo aquí sus dimensiones: 2,29 metros de altura, 9,17 de circunferencia y 2,93 de diámetro. El peso, entre 7500 kilos y 14000 kilos, dependiendo a quién se pregunte.

Toledo, tuvo que ser una ciudad muy importante en España, bueno, llegó a ser hasta capital. Para comprender ésto, a mí me gusta mucho la historia del Greco. Él, quería ser un pintor de los grandes, pero estaba en Italia, y Miguel Angel siempre le hacía sombra. Le dijeron que en El Escorial había mucho trabajo (me suena esto a los españoles que vamos a Reino Unido en busca de trabajo), pero el pobre no sé lo que tardaría, que cuando llegó estaba todo el trabajo repartido. Así que le dijeron que cerca de allí (tampoco sabemos los días que tardaría en llegar) había una ciudad que se llamaba Toledo,que estaba en auge, y que allí había mucho trabajo. Y que se lo digan al Greco, porque desde luego la mayor parte de su obra la hizo allí. Llegó a tener un hijo también, pero que en este caso se convirtió en arquitecto, haciendo otras obras en la ciudad. Una familia de artistas, desde luego.

Es que ni la plaza del ayuntamiento, es una plaza normal. En la misma plaza, está el palacio arzobispal y la catedral.

En fin, hemos querido haceros un recorrido simpático, intentando que se consiga en una hora, pero en cuanto querías ver algo más en profundidad, podéis echar fácilmente tres o cuatro siglos,jaja. ¡A nosotros nos ha encantado!

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *