Cómo ver Santander en una hora.

rober_playa

Santander es una ciudad preciosa, que no se puede dejar de visitar. A nadie le deja indiferente, y es que objetivamente es bonita. Solo hay que llegar por el paseo maritimo (aunque ellos no le llamen paseo marítimo, yo al ser de Cádiz, todo paseo que se aproxime al mar y que haya edificios cercanos, le llamo paseo maritimo. El caso (que me lio) es que solo hace falta llegar ahí para darse cuenta que es una ciudad señorial. Se nota que durante mucho tiempo fue una ciudad para nobles y ricos, porque no hay ni un solo edificio que muestre lo contrario. Es mas, los chalets que hay a la izquierda del paseo de Reina Victoria se construyeron para que vinieran a veranear los nobles que acompañaban al rey Alfonso XIII. Te da la sensación que si paseas con un corpiño o un traje de época con un paraguas para que no te de el sol, no vas a desentonar.

La Bahía de Santander, dicen que antes era el doble que ahora, y que era incluso una de las mas grandes de Europa. Todo en Santander, es a lo grande. El faro, por ejemplo tiene 30 metros de altura. ¡Y no hablemos de las farolas del tunel del banco de Santander! Por cierto, si no sabéis de lo que hablo, aquí os dejo el video para que le echéis un vistazo:

Y Santander, destaca sobre todo por su proximidad al mar. No todas las ciudades pueden presumir de tener una playa urbana limpia, bonita y extensa. La playa del sardinero sorprende por precisamente eso, aunque no tengo muy claro de si me daría un baño ni en pleno agosto. Lo de la temperatura del Cantábrico para mí es muy duro.

Pero no solo hay playa en lo que es la ciudad. Hay hasta cuatro playas en la zona de la peninsula de la Magdalena. Un lugar en el que me imagino veraneando a la mismisima Sisí emperatriz. Me la imagino con su zoo privado donde puede ver a sus pinguinos, sus leones marinos… Con jardines cuidados y bosques por donde pasear, y por supuesto con un super palacio (Palacio de la Magdalena) que tiene 365 ventanas, una para cada día, para que no se aburra la emperatriz. ¡Si se grabó la serie «Gran Hotel» allí! (en los exteriores). Lo cierto es que tuvimos la suerte que el guía turístico del palacio de la Magdalena era un chaval super simpático, Gonzalo. Nos ayudó muchísimo a grabar, nos lo facilitó todo y además nos sacó mas de una sonrisa. ¿Qué mas se puede pedir?

Cada vez pienso mas que las ciudades la forman las personas que viven en ellas. Si son agradables, la ciudad te parece agradable, y viceversa. Pero tengo que decir,que haría una excepción con Santander. Aunque vivieran zombis o trolls en ella, seguiría siendo completamente esquisita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *