Cómo hacer palmeritas en casa/SORTEO KUKUXUMUSU

formas solas

No vamos a negar que cuando Roberto me propuso hacer palmeritas en casa, se me vino el mundo encima. A mí se me da fatal la cocina. En su momento, pensé que prefería hacer un video de cómo ver una ciudad, pero es verdad que si el decía que era fácil, es que era fácil de verdad.

El vió la receta, las hizo, vió que le salió bien, y me explicó como hacerlas. No sé si os lo habeis imaginado alguna vez cómo hacer palmeritas, pero a mí personalmente me parece que es un pastel de pastelería, es decir que solo lo hacen los que se le dan realmente bien la cocina. No sé, yo nunca he hecho un bizcocho, pero imagino que es mezclar los ingredientes y ponerlo en un bol en el horno ( a mí seguro que se me quema, pero eso es otra historia). Pero las palmeritas tienen una forma de espiral… ¡y forma bonita de palmera!

El caso es que yo recordaba que teniamos unos moldes en casa de una vez que me lo curré un poco y hice una comida especial al vasquito, y lo primero que le pregunté es si teníamos un molde para hacer palmeritas. El vasco no paraba de reirse, y es que mi conocimiento de cocina es casi nulo. ¡Debería heredarse! Mi madre y mi hermano el mayor cocinan realmente bien, tiene creatividad… ¿Por qué no se me habrá pegado algo con lo que me gusta comer? Yo creo que es porque no tengo paciencia.

Sea como sea, nos pusimos manos a la obra, y tengo que reconocer que fue muuucho mas fácil de lo que yo imaginaba. Puedo asegurar que lo podría hacer sola (hay miles de comidas que ni viendo un video paso a paso podría hacerlas).

Lo único que cambiaría de nuestra receta para ser sincera, es que el chocolate en vez de ser negro, que fuera chocolate con leche, y mucho mas suave. Creo que la palmerita ya tiene una consistencia buena, y mucho alimento (echar mantequilla y azúcar a placer) como para ponerle por encima un alimento tan fuerte. Así que tendremos que hacer otra vez y esta vez con chocolate con leche, ¡una pena! Por cierto, si no habéis visto el video os lo dejo aquí:

Y si las palmeritas os van a dar alegría ni os cuento la que os puede dar si participáis en nuestro sorteo, y os toca una de las dos camisetas que sorteamos. Podeís elegir la que lleva Rober que pone sitios donde surfear es una pasada (entre ellos hay dos sitios de Euskadi y Cádiz por supuesto) y la mía es una sandía vampiresa, con la que me siento bastante identificada además porque mi cara es redonda y normalmente tengo buen color de cara (mas bien rojiza) así que mi amiga me decía que yo era una «sandía» con lo que estoy bastante de acuerdo.

Nunca sabes de lo que eres capaz hasta que lo intentas, y eso lo puedes ver fácilmente con una cosa tan sencilla como hacer palmeritas. Si quieres sorprender a tu pareja, tu amigo o simplemente te quieres dar un capricho, no pierdas la oportunidad de hacer estas ricas palmeritas. ¡Para eso se inventaron las tardes insoportables de calor en el sur y las lluviosas del norte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *