Buscar trabajo cuesta dinero

Para buscar trabajo a veces hay que gastarse dinero. Aunque creas que es muy poco probable que te cojan. Aunque creas que no tienes las aptitudes que exigen. Pero hay que intentarlo.
Yo, que vivo en Bilbao, y he ido a Logroño a una entrevista (137 km). Lo que me ha supuesto en total unos 50 euros. Además era un puesto de trabajo que probablemente «estaba dado», porque se presentaron las personas que estuvieron trabajando para el mismo puesto el año pasado, así que muy mal lo tuvieron que hacer para que no las vuelvan a coger. Pero todo sirve para algo. Yo, por ejemplo, nunca había ido a una entrevista donde me hicieran una prueba escrita. Aquello parecía selectividad. Al principio veía a todo el mundo escribir, y yo les miraba esperando que me llegase la inspiración. Pero luego, me puse a escribir. Fue una mezcla entre me invento lo que estoy escribiendo, y algo sé y me enrollo. Creo que si fuese un exámen del colegio no hubiese llegado al cinco, pero si ésto era un poco subjetivo, había que intentarlo. A mitad del exámen, dijeron que al día siguiente había que hacer otra prueba, pero yo al ser «de fuera» y otro chico mas, nos dejaron hacerla justo después. La prueba consistía en «leer» el exámen que acababas de hacer. Lo cual es vergonzoso si tu exámen ha sido inventado. Al decir las cosas en voz alta te das cuenta de las tonterias que has dicho. Impone bastante leer frente a un tribunal formado por tres personas que te estan escuchando atentamente. Es normal titubear, equivocarte al leer, y por mucha seguridad que tengas en tí misma, estar nervioso es inevitable. Pero creo, que ésto me ha servido para enfrentarme a mis miedos, para sacar lo mejor de mí ante otros, para ser mas valiente, en definitiva para tener mas poca verguenza. Y después de esta prueba, me hicieron una entrevista. No sé por qué, pero me gustan las entrevistas. Igual otro día escribo un post por si puedo ayudar a alguien, porque siempre tengo la intuición de cómo es la persona que me entrevista e intento decirles lo que quieren escuchar. En este caso era mas complicado porque eran tres personas, pero digamos que sé cómo ganarmelos. Finalmente salí aliviada, contenta de haberlo intentado, y sabiendo que no me van a llamar. Por supuesto que es prácticamente imposible, pero eso no me hacía estar triste, porque lo había intentado con todas mis fuerzas. Además para otra vez que me toque hacer una prueba escrita, voy a saber que tengo que escribir todo muy bien, porque después al leerlo todo es mucho mas vergonzoso.
Y haciéndo la entrevista también me he dado cuenta que he cambiado. Estar en el paro yo creo que me ha hecho mejor persona. Valorar mas lo que es un puesto de trabajo, exteriorizar mis virtudes y esconder mis defectos… Y aunque sigo en paro, creo que estoy  en el camino para conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *